Anillo Tres Macizos por Isabel Ros

Nacho… haces fácil lo difícil….

La aventura prometía… anillo de picos, tres macizos, 115 kms de distancia, que acabaron siendo casi 130 y 9350 metros de desnivel positivo… que elevamos un poquitín subiendo tres piquinos… 8 días que anticipábamos de sufrimiento y que han sido una experiencia inolvidable…

Empezamos con la canal de Trea y niebla que mojaba a nuestra llegada a Ario… atravesamos el paisaje lunar de Alisenda para llegar a Vegarredonda… puesta de sol espectacular que dio paso a un tiempo magnífico que nos acompañó el resto de días y, junto con el paso tranquilo (“zombi”) de Nacho, dulcificó el camino… de la piedra al bosque camino de Vegabaño… con una nueva ducha tallada en madera y con vistas al bosque en el esfuerzo del refugio para adaptarse a la era Covid… la larga y exigente etapa hasta Collado Jermoso y las prisas para llegar a su puesta de sol con la quesada de postre aún en la mano… buscando camino entre las grandes extensiones de piedra camino de Cabaña Verónica y “lujo” total en los verdes “praos” de Áliva… el sexto día, en el que ya nos veíamos “sobraos” nos trajo la canal de Jidiellu… dura bajo el sol… y las vistas al mar desde Valdominguero…

El casetón de Andara fue una grata sorpresa… y la bolsa con 20 litros de agua templada por el sol para 5 en la ducha portátil, nos encantó… En Urriello nos “sobró” tiempo y pudimos tirarnos al sol y seguir a las cordadas colgadas de su tremenda pared… La última jornada nos llevó a Poncebos, pasando por el Jou de Cabrones, la tremenda bajada por la canal de Amuesa y el platu de la güela en Bulnes… huevos fritos, jamón, chorizo y tortos de maíz…. antes de deslizarnos hacia Poncebos….

Imposible decidir qué fue lo mejor… los paisajes espectaculares… el cielo, la inmensidad de picos y piedra, las canales eternas, las puestas de sol, la tranquilidad y el silencio…. Sin duda los compañeros de viaje, las risas, la complicidad, la sensación de ir “bien acompañado” y… cómo no… Nacho… buena gente, excelente guía…. no sé como lo consigues pero “haces fácil lo difícil”

Isabel Ros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *