La Marcha Nórdica consiste en andar con unos bastones especialmente diseñados para el desarrollo de esta actividad y nos ofrece una manera sencilla, natural y muy eficaz de mejorar la condición física y tonificar la musculatura, independientemente de la edad, el género y la preparación física del practicante.

La práctica del Nordic Walking como actividad física regular tiene efectos similares al entrenamiento de otros deportes de resistencia. Mejora el 90% de los músculos del cuerpo humano, la capacidad aeróbica, el consumo máximo de oxígeno, la resistencia física, la resistencia psicológica, fortalece el sistema inmunitario, retarda el proceso de envejecimiento.

 

Objetivos

 

  • Dar a conocer principios y pautas básicas del Nordic Walking que posibilite la practica correcta de esta actividad.
  • Ofrecer diferentes rutinas de entrenamiento, adecuadas al nivel y características particulares de cada participante.
  • Promover la práctica deportiva y el ejercicio físico; fomentar la autonomía, la relación social y la ocupación del tiempo libre a través del deporte,  aprovechando los espacios públicos y zonas verdes de nuestro entorno.